27/11/2007

A Comer Helados!

Investigadores de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, han descubierto que el helado también reduciría el riesgo de infertilidad femenina.

“El consumo de lácteos enteros beneficia la ovulación. En este estudio norteamericano, más del sesenta por ciento de las mujeres encuestadas informaron de infertilidad a causa de la anovulación que ha mejorado en varios casos con la ingesta de productos que contienen leche entera, como el helado”, explica Lafuente.

Otro informe elaborado por diferentes catedráticos de nutrición españoles detalla las virtudes de este alimento y las conclusiones han sido plasmadas en el “Libro Blanco de los Helados”, editado por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

“El helado no sólo es un postre sino que puede ser un complemento ideal de una merienda sana, parte de un almuerzo o de una cena”, asegura el nutricionista español Juan Manuel Esparza, y agrega: “aporta vitamina B2, calcio y proteínas. Es un buen complemento si se lo degusta en su medida justa”.

La Asociación Internacional de Productos Lácteos informó que Nueva Zelanda encabeza el consumo per cápita de helado con un total de 26,3 litros. En segundo lugar se halla Estados Unidos con 22,5 litros. Italia, Francia y España solamente consumen 6 litros al año por habitante.

El único país de Latinoamérica que figura en el informe es Chile con una ingesta de casi 6 litros per cápita al año. Resulta un consumo demasiado bajo, pero es consecuencia de la fama adquirida, ya que siempre el producto ha sido considerado como responsable del aumento de peso, productor de caries, y contraproducente para digerirlo durante el invierno.



Los beneficios, sin embargo, no avalan su ingesta sin control. Hay que tener en cuenta las calorías permitidas. “Una mujer debe consumir unas 1.500 al día y un hombre, 2.000. Por día Se puede comer media o una taza”, revela el Lafuente.

Beneficios del consumo de helado

- Los helados con leche y de yogurt, cubren hasta un 15 por ciento de los requerimientos diarios de calcio.

- Los helados artesanales tienen bajo contenido de grasa, un 6 por ciento.

- Su consumo no daña la garganta ni el estómago. Se puede ingerir sin problemas en invierno.

- Contiene proteínas y vitaminas.

- Ayuda a cicatrizar y reducir inflamaciones en las amígdalas.

- Fortalece los huesos y regula la presión arterial a través de su aporte de calcio.

- Permite perder peso. Hasta 2 kilos por semana.

- Es apto para diabéticos ya que la grasa que contiene retrasa la absorción de azúcar.

[+] Leer Más ...

7/11/2007

La dieta de la piña

En efecto, la piña favorece la asimilación de proteínas por parte del aparato digestivo, combate estados inflamatorios como la celulitis, y estimula el estómago perezoso.
Además, ayuda al riñón en la tarea de deshacerse de los elementos nocivos que se alojan en el cuerpo, contiene grandes cantidades de vitaminas, fibra y minerales.
Dieta de la piña: consejos prácticos

En cuanto a la dieta en si misma, tan solo existen algunas limitaciones:

  • no utilizar más de dos cucharaditas de aceite cada día
  • prefiera el jugo de limón y el vinagre para sazonar sus preparaciones
  • reduzca al máximo el consumo de sal

La dieta de la piña, día por día

Día 1
Desayuno

1 té verde sin azúcar, 1 rodaja grande de piña y 1 yogur descremado con una cucharadita de cereales.
Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.
Almuerzo

1 plato de sopa de verduras con legumbres, 1 porción de calabacín, cebolla e hinojo hervidos, y 1 rodaja grande de piña de postre.
Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.
Cena

1 porción (200 gr.) de salmón cocido en papel de aluminio, 1 ensalada chica de zanahoria, morrones y tomate, más 1 rodaja de piña de postre.
Día 2
Desayuno

1 jugo de piña, kiwi y naranja recién exprimido, y 1 taza de malta sin azúcar.
Colación

1 rodaja de piña y 1 yogur descremado.
Almuerzo

1 porción (180 gr) de pollo al horno, 1 porción de berenjenas y calabacín a la plancha, más 1 rodaja grande de piña de postre.
Colación

1 rodaja de piña y 1 yogur descremado.
Cena

1 plato de sopa de verduras, 1 huevo cocido, 1 ensalada chica de espinacas y 1 rodaja grande de piña de postre.
Día 3

Desayuno

1 té verde sin azúcar, 1 rodaja grande de piña y 1 yogur descremado con una cucharadita de cereales.
Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.
Almuerzo

1 plato de sopa de verduras con legumbres, 1 porción de calabacín, cebolla e hinojo hervidos, y 1 rodaja grande de piña de postre.
Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.
Cena



1 porción (200 gr.) de salmón en papel de aluminio, 1 ensalada chica de zanahoria, morrones y tomate, más 1 rodaja de piña de postre.
Día 4

Desayuno

1 jugo de piña, kiwi y naranja recién exprimido, y 1 taza de malta sin azúcar.
Colación

1 rodaja de piña y 1 yogur descremado.
Almuerzo

1 porción (180 gr) de pollo al horno, 1 porción de berenjenas y calabacín a la plancha, más I rodaja grande de piña de postre.
Colación

1 rodaja de piña y 1 yogur descremado.
Cena

1 plato de sopa de verduras, 1 huevo cocido, 1 ensalada chica de espinacas y 1 rodaja grande de piña de postre.
Día 5

Desayuno

1 té verde sin azúcar, 1 rodaja grande de piña y 1 yogur descremado con una cucharadita de cereales.

Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.

Almuerzo

1 plato de sopa de verduras con legumbres, 1 porción de calabacín, cebolla e hinojo hervidos, y 1 rodaja grande de piña de postre.

Colación

1 té verde sin azúcar y 1 rodaja de piña.

Cena

1 porción (200 gr.) de salmón cocido en papel de aluminio, 1 ensalada chica de zanahoria, morrones y tomate, más 1 rodaja de piña de postre.

Los días 6 y 7 repetir cualquiera de los anteriores.




[+] Leer Más ...